Comer y comprar con poco presupuesto

Llena tu cantimplora

Te ahorrarás muchísimo dinero si llenas tu cantimplora con agua del grifo en lugar de comprar agua embotellada. ¡También estarás ayudando al medio ambiente! En la mayoría de los países de Europa el agua del grifo es potable, pero asegúrate de verificar esto con un residente local antes.

Improvisa un picnic

Compra comida en un supermercado o tienda de barrio y prepara un picnic para disfrutarlo en el parque local. De ese modo no gastarás mucho en comida y podrás probar las especialidades locales.

Come lejos de las zonas turísticas

Procura evitar cenar en restaurantes ubicados en las zonas turísticas de las ciudades, casi siempre son más caros y por lo general de menor calidad que si uno anda un poco más. Además, estarás rodeado de otros turistas, no de lugareños.

Búsqueda de souvenirs con los lugareños

Evita los lugares llenos de turistas para ir de compras, ya que pagarás precios más altos que los que encontrarás por los mismos artículos en áreas de compra locales.

Volver arriba