Trenes y estaciones

En esta página encontrarás consejos útiles para disfrutar de viajes en tren sin incidencias por toda Europa. Si tienes alguna pregunta sobre viajes en tren por Europa, pregunta a nuestro servicial equipo de Atención al Cliente.

Información para el viajero de tren

 

Comprueba dos veces la estación

Muchas de las ciudades más grandes tienen varias estaciones de tren y los trenes desde y hacia esas ciudades no siempre paran en todas ellas. Verifica exactamente cuál es la estación de origen para que no pierdas el tren. Si hay una estación específica en una ciudad a la que quieres llegar, comprueba también que el tren que vas a coger para allí.

Información de los andenes y horarios de los trenes

La mayoría de las compañías ferroviarias europeas disponen de un sitio web en el que es posible consultar la información sobre los andenes, los horarios y hacer reservas en línea. La información de los andenes de los trenes y los horarios de salida están casi siempre disponibles en las estaciones de tren. Las estaciones más grandes tienen paneles informatizados que proporcionan información actualizada al minuto. Por lo general, también encontrarás en los andenes carteles en los que se confirma el horario de salida y el destino del próximo tren.

Subir y bajar de los trenes

Has comprobado el horario y conoces la vía de salida, ya estás listo para subir a bordo. Si has hecho una reserva, encontrarás los números de vagón y asiento impresos en el billete. En algunas estaciones, los andenes tienen carteles que muestran la composición de los trenes nocturnos y de larga distancia, e indican en qué sección del andén se detendrá tu vagón. Estate preparado para subir al tren en cuanto llegue; las paradas en las estaciones suelen ser muy cortas.

1.ª y 2.ª clase

Puedes saber si un vagón es de 1.a o 2.a clase por los números que se muestran cerca de la puerta o de la ventana del tren. Algunos trenes tienen ambas clases en un mismo vagón. Presta mucha atención a los letreros de destinos y/o a los números de vagón que figuran cerca de la puerta. Puede ocurrir que un tren se divida en dos y cada parte tome una dirección diferente. Por tanto, asegúrate de que tu vagón se dirige hacia donde quieres ir. Una vez has localizado el vagón que te corresponde, encontrar tu asiento es sencillo. Si has reservado un asiento en un compartimento, busca la indicación en la puerta del compartimento o junto a la misma y comprueba que el número de asiento que figura en el billete coincide con el que aparece en la lista. En los vagones con reserva abierta, los números de asiento se encuentran en el resposacabezas.

¿Ya llegamos?

Las paradas en las estaciones no siempre se anuncian, o pueden anunciarse en un idioma que no entiendes. Anota el horario de llegada previsto y los nombres de las últimas estaciones anteriores a la tuya con el fin de estar preparado para bajar del tren cuando este llegue a tu destino. Los nombres de las estaciones pueden leerse fácilmente en los andenes. Ante cualquier duda, pide información al personal del tren o a un pasajero local.

Equipaje

La mayoría de las estaciones de tren más importantes cuentan con carritos portaequipajes, oficinas para la consigna de equipaje o taquillas que funcionan con monedas para guardar el equipaje. A bordo del tren, encontrarás portaequipajes encima de los asientos o al final del vagón; de todas maneras, vigila el equipaje porque la compañía ferroviaria no se hace responsable de las maletas extraviadas o robadas. Dado que normalmente llevarás el equipaje contigo durante el viaje, es recomendable que este sea lo más ligero posible.

Bicicletas

En las estaciones más grandes hay lugares para alquilar o guardar una bicicleta. Las reglas en cuanto a llevar una bicicleta a bordo del tren son diferentes según el país y algunas incluso según el tren. A veces es posible transportar bicicletas gratis, pero a menudo tendrás que comprar en la estación un billete a parte para la bicicleta. Algunos trenes cuentan con compartimentos especiales para bicicletas. También es posible que haya reglas que permitan llevar bicicletas fuera de las horas punta. Puedes encontrar información sobre el transporte de bicicletas en los sitios web de cada una de las compañías ferroviarias.
 

Muchos trenes de alta velocidad no aceptan bicicletas. Para asegurarte de que tu tren acepta bicicletas, puedes consultar un horario en línea. Además de rellenar el destino y la fecha de salida, puedes elegir la opción "transporte de bicicleta necesario". El sistema te mostrará los trenes que cuentan con espacio suficiente para transportar una cantidad determinada de bicicletas.

Volver arriba